business catalog article new catalog business opportunities finance catalog deposites money catalog making art loan catalog deposits making catalog your home good income catalog outcome issue medicine catalog drugs market catalog money trends self catalog roof repairing market catalog online secure catalog skin tools wedding catalog jewellery newspaper catalog for magazine geo catalog places business catalog design Car catalog and Jips production catalog business ladies catalog cosmetics sector sport catalog and fat burn vat catalog insurance price fitness catalog catalog furniture catalog at home which catalog insurance firms new catalog devoloping technology healthy catalog nutrition dress catalog up company catalog income insurance catalog and life dream catalog home create catalog new business individual catalog loan form cooking catalog ingredients which catalog firms is good choosing catalog most efficient business comment catalog on goods technology catalog business secret catalog of business company catalog redirects credits catalog in business guide catalog for business cheap catalog insurance tips selling catalog abroad protein catalog diets improve catalog your home security catalog importance

Junio 2010 Archives

Violencia

| No Comments | No TrackBacks

Aquel que no impide un crimen cuando se le presenta la oportunidad, lo propicia. Séneca

La siguiente imagen tiene que ver con el fútbol, pero no precisamente con la victoria de España en los octavos de final en el mundial.

Camp Nou
Es el Camp Nou, el estadio más grande de España, con capacidad para 96.000 personas. En la imagen del estadio apenas se ven unos puntitos que suponen las cabezas de la gente, gente con sus problemas, sus ilusiones y sus metas.

Voy a tomarme una pequeña licencia, imaginaos dos veces este estadio:

Camp Nou

Camp Nou

Impresiona, ¿no? Todas las gargantas de dos estadios juntos elevando un mismo grito, sólo que en esta ocasión no se trata de un grito de animo. Es un grito de rabia e impotencia, las mujeres maltratadas en la comunidad de Madrid durante el último año serían suficientes para llenar dos veces el Camp Nou. Podrían fácilmente desbordar ciudades como Mostoles, Leganes, Sabadell, Tarrasa, Pamplona, Santander, Burgos, Almería, Jerez de la Frontera o casi casi La Coruña.

Hace 10 días me pasaban el borrador de esta noticia (Casi 200.000 mujeres sufren violencia de género cada año en la Comunidad de Madrid) para que fuera subiendolo a nuestra web... en un principio, más preocupado de maquetar la web, y de subirlo en otras plataformas de difusión científica, que del contenido, no caí en la gravedad del asunto.

Una vez editada la web, en uno de los repasos para ver que todo funcionaba correctamente, el número 200.000 entró subrepticiamente en mi mente, y al rato se me escapó un exabrupto. Aunque en el propio articulo reconocen que "sólo" 50.000 se deben a violencia física y el resto es maltrato psicológico, no deja de ser terrible. La investigadora nos reconocía tomando un café de que esas cifras podrían ser peores, pues a menudo el miedo a decir la verdad a los encuestadores provocaba que las cifras quedasen escuálidas. A grandes rasgos, supone que un 10% de las mujeres han sufrido malos tratos de algún tipo durante el último año, y que el 2,5% ha sufrido maltrato físico (recordemos, exclusivamente en el último año).

Cuando volvía de la universidad a mi casa, un paseo de apenas 5 minutos, fui contando a ojo y me crucé con unas 200 mujeres. Eso supone que 20 han sufrido algún maltrato y que al menos 5 habían sufrido golpes. Si una me parece terrible, me revuelve los instintos, en tan corto paseo me crucé con 5 mujeres que lo llevaban en silencio.

A estas alturas se me antoja difícil pensar que algo tan aberrante se acepta tan tranquilamente en una de las regiones más ricas del planeta. ¿Qué puede estar fallando? ¿No deberían quedarse solos para siempre los maltratadores? ¿Cómo es posible que esta noticia, haciendo un seguimiento superficial aparezca en tan sólo 100 medios (en cambio, miles de páginas reflejan cada cambio de peinado del futbolista de turno)? ¿En que cabeza cabe que un drama tan potente sea usado falsamente por algunas mujeres para intentar restar credibilidad a ex parejas y así conseguir custodias de hijos o bienes materiales? ¿Qué clase de sociedad no castiga a maltratadores, y a las mujeres que se aprovechan de esta desgracia en la vida de otras?

No es un tema para tratarlo a la ligera. Personalmente, mi casa, mi familia (y mi novia cuando las he tenido), son un refugio para cuando todo me va regular tirando a mal, llegar a casa y poder dejar los problemas fuera supone el salvavidas que me mantiene atado a la cordura, quizás por eso me parece tan aberrante que no se ataje que un 10% de las mujeres no encuentren ese oasis de paz en una sociedad que no siempre es comprensiva con las personas que "tiene un mal día", donde la gente se ensaña con otra gente por malentendidos.

Lo más grave de este estudio es que no se basa en denuncias, si no que está pormenorizado para ser una imagen lo más real posible de la sociedad. Ya no queda el margen de pensar "no te puedes fiar, las falsas denuncias engordan el problema", el problema es el que hay, con toda su dimensión. Es como cuando el pelotón de fusilamiento dispara cuatro balas reales y una de fogueo, para que todos los tiradores piensen que la suya ha sido la de mentira... en este caso no queda ni ese resquicio para apaciguar la conciencia.

Podemos pensar que tampoco es para tanto, ¿una de cada diez? En Sudafrica un reciente estudio afirma que al menos el 28% de los varones ha cometido violación. Quién no se consuela es porque no quiere. Esto no se arregla con leyes más duras que acaben discriminando al hombre, ni con anuncios de televisión, esto requiere una reforma profunda de la sociedad. Por cada mujer que es golpeada falla la educación del maltratador, falla la educación de la maltratada, falla la gente del entorno que hace como que no ve, fallan las instituciones que no han podido educar al maltratador o apartarlo de una sociedad más justa... cada mujer maltratada, como cada niño maltratado o como cada hombre maltratado, es un fallo de la sociedad en conjunto, y nos debería doler como si los golpes nos lo lleváramos nosotros mismos...

Preguntas

| 2 Comments | No TrackBacks

"Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas". Mario Benedetti

Llevo unos días un poco fuera de juego. desde que acabé los exámenes y solucioné un problemita que me tenía tenso en la universidad, me he quedado como desinflado, sin fuerzas. Después de 3 semanas durmiendo 5 o 6 horas por noche, comiendo desequilibradamente y a deshora, sin huecos libres en mi agenda, siempre con algo que hacer, siempre en tensión... y de golpe me he encontrado durmiendo 9 horas, y con otras 8 horas de mi tiempo completamente libres. Y en lugar de reponerme, me he sentido más cansado.

Siempre he sufrido estos bajones tras sesiones de exámenes que hubieran sido especialmente intensas. No hay nada que me haga sentir triste, o que me preocupe a día de hoy, pero simplemente estaba sin fuerzas. Generalmente acompañada de una crisis existencialista, ¿merece la pena tanto esfuerzo? ¿No sería más feliz en algún lugar lejos de aquí donde no tuviera tanta presión? ¿Tiene sentido dejarse un tercio de la vida en estudiar y formarse para luego ser esclavo del trabajo durante la mayor parte del tiempo restante?. Este fin de semana ha marcado la diferencia, la frontera. No se si es que me he animado por algo en especial, o que mi cuerpo ya ha descansado lo suficiente, o que se yo, pero de golpe he sentido que por fin las cosas empiezan a cuadrar otra vez.

Mañana me gustaría publicar un post sobre la violencia de genero, así que me voy a poner a ello, que lo tengo atrasado desde hace 10 días. Al final, como casi siempre, o escribir me anima, o cuando me animo, lo primero en lo que pienso es en escribir... ¿quién sabe? Hay tantas preguntas sin respuestas, que a veces pienso que es mejor dejar de hacerse preguntas.

Locura

| No Comments | No TrackBacks

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca. Heinrich Heine

Salía hoy de un examen, que espero sea de los últimos en una larga temporada (cuando acabe esta carrera me voy a tomar un largo descanso estudiantil, pero no me quito de la cabeza estudiar psicología), totalmente descolocado; varias noches durmiendo poco, estudiando manuales y formulas como un poseso y casi 4 horas de examen han logrado que la luz del sol me quemase los ojos cuando he pisado el patio central del edificio donde he hecho la prueba. Como no quiero acabar como un gollum cualquiera me he dado una vuelta para estirar las piernas.

Me he cruzado con un tipo al que hacía 4 o 5 años que no veía, un enfermo del psiquiátrico de Leganes que siempre iba con unos pantalones de chándal, camisa (generalmente de factura muy elegante en contraste con el chándal) y corbata de los años 80 llena de colores chillones. Lo entrañable, lo que hace que te fijes en él más allá de su indumentaria, es que siempre va con un libro de poesía en la mano, leyendo en voz alta mientras camina a paso vivo... su cara pasa del más cruel tormento a la dicha más absoluta en función de los versos que lea, cambio que puede darse en segundos. Le vi caminar por las calles del centro durante años, casi a diario, y un día simplemente desapareció, por eso lo que más me ha impactado es que no ha cambiado ni un ápice. Simplemente ha aparecido después de años como si no se hubiera ido, como si los que sobráramos fuéramos todos los demás que hemos ido evolucionando (para bien o para mal).

Hace no mucho, un compañero de prácticas me contaba que otro compañero suyo de trabajo, un día simplemente se desnudó delante del gerente y se puso a bailar hasta que pudieron pararle y llevarle al médico para ver el porqué se le había cruzado los cables. Cuando se lo he comenté a un par de amigos psicologos que trabajan en un centro de internamiento, me comentan que por regla general hace falta un desencadenante externo, un gran estrés, una decepción enorme de algún tipo, una angustia... pero que no siempre es así, a veces simplemente pasa, sin más, una persona mentalmente equilibrada pasa a encerrarse en su propio mundo, de forma más o menos radical, con lapsos más o menos largos. En su centro hay un hombre de mediana edad que puede mantener conversaciones de alto nivel intelectual, pero de forma indeterminada, se queda callado, mira al vacio y acto seguido vocea un UUEEEEE! más propio de un pastor que de un alto ejecutivo, cargo que dejó de ocupar cuando le empezaron a dar esos ataques. Ahora dice ser mucho más feliz, lejos del estrés y de las prisas.

No puedo negarlo, he estado coqueteando con la idea de la locura, por un lado, me agobia un poco el saber que en cualquier momento se puede perder la conexión con la realidad, por otro, ¿No está la realidad sobrevalorada? Si desconectar significa estar en tu propio mundo, y que este sea más placentero y feliz, ¿por qué querer volver atrás? Esto lo trataban en la serie "Doctor Mateo", con el personaje que creía tener un amigo de Saturno (perdón, de un anillo de Saturno)... cuando estaba curándose se dio cuenta de que prefería la realidad alternativa, inofensiva para todos y con más gracia que la realidad.

Decir que hay una fina linea entre la cordura y la locura quizás sea una exageración, esto no es como hacer malabares con antorchas mientras andamos sobre una barra cubierta de aceite (donde el resultado es casi seguro que sea un gracioso, para los de fuera, golpe), pero la verdad es que nadie puede decirse a salvo de escuchar el click, y que todo cambie. Visto lo visto, tampoco sería una opción tan mala.

Crisistunidad

| No Comments | No TrackBacks

En la abundancia de agua el tonto tiene sed. Proverbio arabe

Hoy llevo todo el día dándole vueltas a un tema, y es que no puedo borrarme la sonrisilla estúpida y quitarme de la cabeza esta escena:

Lisa: Míralo por el lado bueno, ¿sabías que los chinos usan la misma palabra para decir crisis y para decir oportunidad?
Homer: ¡¡Sí!! ¡¡Crisistunidad!!

Estaba en la oficina cuando me ha sonado el móvil, como ya he contado en alguna ocasión, en nuestra oficina la cobertura es caprichosa, o sacas medio cuerpo por la ventana y compartes la conversación con el departamento de física que tenemos al otro lado del jardín o saltas de la silla, esquivas mesas, abres la puerta y avanzas los 50 metros hasta que sales a un pasillo con grandes ventanales. He optado por la segunda opción.

Era un antiguo compañero, un tanto sindicalista él y con el que mantenemos una relación amistad-odio que nos hace seguir llamándonos de vez en cuando, y su llamada era para preguntarme si como asalariado de la administración estaba cumpliendo mi deber de apoyar la huelga. Después de morderme el labio, le he explicado que mi sueldo de becario es tan bajo que no he tenido recortes... ¡es que si me recortan, al final acabo con saldo negativo y pagando yo al estado por trabajar! Me ha dicho que soy un esquirol... y no precisamente riéndose. Por lo menos ha bajado el tono, en nuestra época de compañeros me llamaba fascista sólo por no estar de acuerdo con él en ciertas cosas (curioso, porque yo estoy a favor de la inmigración, y él no... yo estoy a favor de mandar al ejercito a montar potabilizadoras y centrales eléctricas, y él decía que el ejercito no tenía porque hacer eso... pero el fascista era siempre yo). Nuestras conversaciones eran, digamos que intensas.

Pues me ha soltado un discurso sobre el cruel empresario, el lacayo gobierno y la maldad de los bancos. Ya sabemos todos que es más fácil gritar, enfadarse, llorar y quejarse que buscar soluciones. Ya puestos, yo también me he quejado, no en vano mi universidad es la que peor paga a sus becarios, pero ni funcionarios ni sindicatos nunca han luchado por nosotros, así que... de todas formas, casi nadie ha parado (o por lo menos me ha costado horrores encontrar un sitio para comer en la cafetería).

Es curioso, no voy a defender a una serie de parásitos sentados en cómodas butacas de cuero, pero es que al final, ¡nadie asume la culpa! Ni ellos, ni nosotros. Desde mi punto de vista, esta crisis es culpa del capitalismo que practicamos en occidente, el capitalismo en el que el consumo no tiene que venir en paridad con la producción ni con el dinero que uno tiene. Vamos a ver, si nos diera la vena y quisiéramos llevar la igualdad de calidad de vida a todos los habitantes del planeta, harían falta los recursos de 6 planetas como este para alcanzar el nivel de consumo europeo, y hasta 8 para el nivel de consumo estadounidense (datos del 2006, pero poco habrá cambiado). Esto plantea serias dudas, ¿tenemos 6 planetas como este? O alguien los tiene muy escondidos o estamos en un serio apuro, porque China y la India están empezando a subir su calidad de vida y tanto América del Sur como Rusia, dentro de sus grandes contrastes, también están a un paso nuestro.

Como el tema de los recursos es tangible (quien lo tiene, lo tiene y puede venderlo a quien quiera al precio que se acuerde), y desgraciadamente para nosotros, lo que se encuentra en occidente es una mínima parte de lo que se obtiene a lo largo del mundo, hemos creado los mercados financieros. Es decir, creamos una economía que no tiene que basarse en lo que se trabaje o en lo que se tenga físicamente, es más bien una entidad incorpórea basada en números. Y como lo hemos creado nosotros, decimos que tenemos 100 euros, y le ofrecemos 5 a Argelia por su gas natural... ellos no ven el dinero, sólo se nos resta un 5 a nosotros y se le suma a ellos. Y no solo eso, si no que creamos un mundo lleno de reglas incomprensibles y de extraños esoterismos, por el que podemos estar ofreciendo esos 5 euros indefinidamente, y al final, nuestros 100, se han convertido en 70 en Argelia, en 55 en Arabia Saudí, en 40 entre paises europeos, 30 en China, 50 en la India...... ¿y si deciden que en vez de números quieren billetes? Entonces tenemos una seria crisis con gente quemando contenedores en Grecia o con 5 millones de parados en España y con pensionistas y funcionarios un tanto cabreados... ¿de donde saca una entidad (ya sea administración pública, empresas o usuarios normales) el dinero que gasta por encima de lo que gana? Pues lo pide prestado, y si ya no dan más, pues a recortar nivel de vida. Y es que, sinceramente, lo veo insostenible. Hace ya tiempo que le dejé de encontrar sentido, pero mientras funcionase, ¿por qué preocuparse? ¿Por qué quitarme el sueño si vivo en la parte buena del mundo? Mi conciencia estaba aplacada por hacer algunos gestos solidarios a lo largo del año.

Más directamente, sin salir del barrio, ¿como es posible que el vecino del bloque de enfrente, con un sueldo de mil euros al mes, se compre un coche de 30.000 eurazos? ¿Como es posible que con un suelo medio que apenas supera los mil euros, todos los pisos que se construían en España acababan comprados a un 12% más caro cada año anterior durante casi una decada? Contando que construíamos nosotros solos tanto como Francia, Reino Unido, Italia y Alemania juntos, parecía una locura el que esto pudiera estar pasando de verdad, ¿nadie se daba cuenta? En Irlanda tuve que morderme la lengua, Barney y Iven, padre e hijo de la familia con la que me alojaba, comentaban la locura de los precios, la estupidez de pagar 250.000 euros por una casa unifamiliar a no más de media hora de Dublin, dos plantas de 100 metros cuadrados cada una, con jardín delantero de 40 metros y jardín trasero de casi 80 metros, en un barrio tranquilisimo, con un inmenso parque central donde jugar los niños. Si nosotros, con la mitad de sueldo, pagamos eso por un piso enclaustrado de 60 metros cuadrados aquí, en mi ciudad, a 20 minutos de Madrid.

Hemos estado creciendo más que Alemania incluso cuando ellos han mejorado y ampliado su tejido industrial y nosotros lo empeorábamos (desde el 2000, todavía en pleno boom económico), no tenemos recursos naturales que vender ni somos punteros en investigación, ¿como asumíamos el papel de nueva locomotora europea? ¿Por nuestra honradez innata a la hora de pagar impuestos? A no, si de eso también estamos en la cola de la clasificación europea. Y ahora, que todo este desfase se está autoajustando, los de siempre estamos tocados y hundidos, y otros siguen enriqueciéndose. Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, y la inmensa mayoría que somos menos espabilados o con más conciencia vamos a tener que dar un par de pasos atrás, mientras que el 1% restante sigue disfrutando todavía.

Dicen que no hay mal que por bien no venga, y si nos depara el futuro que algunos expertos comentan, estaría dispuesto a ello. En un principio vamos a estar tocados, pero poco a poco, el capitalismo brutal actual perderá fuelle, nuestro nivel de vida bajará un tanto (a cambio de que suban el de otros países o continentes), pero se volverá a una economía más domestica, el trabajo será más duro, seguramente mucho de lo que hemos llevado a países más pobres retorne, pero estará cerca de casa, incluso se habla de las ciudades perderán el estatus creciente y habrá cierto retorno a los pueblos que ahora duermen abandonados. A lo mejor perdemos la oportunidad de ir a un cine por semana, y de cenar cada viernes y sábado en un restaurante diferente para hacerlo una vez al mes, pero, desde el punto de vista de la psicología, ¿es necesario para ser más feliz? Con la inteligencia, conocimientos y educación que tenemos ahora, vivir de nuevo así no tiene porque ser como hace 50 años... Quizás es la hora de aprovechar para hacer cambios sustanciales en nuestras vidas.

Crueldad

| No Comments | No TrackBacks

"Veritas odium parit" Terencio

La verdad engendra el odio... nunca había entendido esta frase hasta ahora mismo. Esta mañana he desayunado con algunos emails referentes al post de ayer -link- , debo agradecer el tono de dos contertulios pues ninguno ha mostrado resquemor hacia mi persona (que realmente esperaba por no alinearme con ninguno) y han intentado explicarme el porqué apoyan a una facción o a otra. Ambos me pasaban documentos, imágenes y reportajes para que viese las lindezas del bando opuesto al que ellos apoyaban. He dejado el desayuno a medias.

Despues de intercambiar algunos escritos, he obtenido el permiso de escribir sobre ambos puntos de vista. Y siento decir que hoy me posiciono aún más en mi postura de ayer. Ninguno merece el más mínimo apoyo, pero es que nada, ni unos ni otros, ni un ápice de compasión. Si realmente existe un Dios, sea de la religión que sea, cuando me toque encontrarle va a tener que explicarme cosas que sencillamente no entiendo. Estoy enfadado, siento repugnancia y fría ira a partes iguales.

En el ser humano se concentra la maldad más extrema y la bondad más absoluta, lo sé, pero ¿por qué por cada acto bondadoso parece que hay 100 actos reprobables? ¿El mal grita mientras que el bien calla? ¿O es que es lo que hay? ¿Es el ser humano es un ser que, pudiendo decantarse por un lado u otro, tiene más tendencia a ser un sucio cabrón? ¿Qué extraño mecanismo mental hace que la gente sienta euforia con la crueldad y los agresores hasta sonrían o bromeen ante el acto abominable de quitar una vida?

¿Por qué, teniendo las imagenes al alcance de todos, tanto uno como otro sólo se empeñan en ver las que les conviene? ¿Se justifica la crueldad por venir de la facción que se apoya? ¿Por qué nos permitimos estos radicalismos en una Europa lejos del conflicto? ¿Qué justificación tenemos para apoyar a grupos de terroristas o a ejercitos con botas de hierro?

Advierto, este post tiene descripciones crueles, he evitado poner imágenes porque ya me parece insufrible el haberlo visto como para encima castigar a otros reproduciendolas en un blog generalmente más desenfadado. Cada uno sabe en función de su sensibilidad hasta que punto conviene seguir leyendo (tengo pocos lector@s y no quiero perderles del todo).

Una de las imágenes que más me ha impactado nunca es la que vi en televisión hace ya muchos años. Dos soldados aparentemente occidentales corrían en paralelo junto a un hombre, de raza negra, ya mayor con barba y pelo blanco, semidesnudo y descalzo que miraba a uno y a otro, con cara de miedo, intentando escapar corriendo a un ligero trote que demostraba su agotamiento. Delgado, con todas las costillas marcadas, sus brazos delgados intentaban cubrir su cara. Los dos soldados reían, bien equipados, bien alimentados, armados con fusiles, evidentemente con intención de llevar al anciano hasta el límite de sus fuerzas. Uno de los soldados hizo un gesto al otro, que paró en seco, y sin que ninguno dejara de reír, el que siguió corriendo levantó el arma y disparó al anciano. Mientras caía al suelo siguieron las risas, creo recordar que le remataron con otro tiro, no recuerdo bien porque había llegado al límite en ese instante.

La imagen no es cruel tanto por el dolor físico que le pudieron ocasionar, si no por el miedo que le hicieron sufrir, abusando de su fuerza y su posición dominante. Siempre me ha parecido un tanto absurdo el dicho árabe que dice que la crueldad es la fuerza de los débiles... los débiles soportan esa crueldad constantemente de otros más fuertes. Otra cosa es que moralmente tengan más fuerza... pero entre vivir tranquilamente con cierta moral laxa y que asesinen a los tuyos y a ti mismo cruelmente con tu moral intacta, joder, yo me lo pienso.

Pues lo visto esta mañana ha superado esa imagen que todavía aparece en mi memoria cuando digo la palabra crueldad.

El caso es que ayer me pasaron un link de como los israelíes miran bien poco por la vida de niños y jóvenes palestinos, a los que disparan balas de verdad cuando estos les tiran piedras. Bombardean edificios con civiles, da igual que sean niños, o ancianos, simplemente bombardean si sospechan que hay milicianos escondidos. Hace no mucho puse un vídeo parecido en el que los soldados americanos reían y bromeaban -link-, al final occidente, con todo el autobombo de democracia y estado del bienestar, sólo aplica eso dentro de sus fronteras. Mujeres relatando violaciones, asesinatos impunes de niños, palizas, brutalidad contundente ante cualquier incidente... la peor imagen ha sido la de un padre impotente palestino que trata de proteger a su hijo de las balas. Debe ser horrible el encontrarte incapaz de proteger a los tuyos, porque a mí, mi vida, me importa un pimiento (cuando se acabe no sabré que se ha acabado, mi cuerpo dejará de sentir, no me enteraré de nada, entonces, ¿que problema hay?), pero el que maten a uno de los míos, y tenga que vivir con la certeza de no haber podido ayudarle...

Del otro email me ha llegado un vídeo, que ojala no hubiera visto por bien de mi salud mental, pero que ha hecho caer una venda de mis ojos y sentirme menos tolerante con ciertas ideas. Dos jovencisimos soldados israelíes caen en manos de una horda de palestinos. Y quiero que quede claro, era una horda, les lincharon hasta matarles, tirandoles por una ventana al gentío que les esperaban ansiosos por empezar, entre los agresores había varios niños, luego, todos con las manos manchadas de sangre, despedazan los cuerpos, hasta el punto de que uno de ellos, con el corazón (supongo que aún caliente) de uno de los soldados en la mano baila sobre el cadáver. El otro sale aún peor parado, desfigurado con el cráneo abierto por la mitad y sus agresores sonreían saltando y gritando en pleno éxtasis. Hasta que descubren al cámara y empieza una persecución que corta la emisión.

¿Me quiere alguien decir por qué cojones voy a tener que apoyar a cualquiera de las dos facciones? Una cosa es que te defiendas, a lo que todo el mundo tiene derecho, y otra es que para ellos uses y abuses de la crueldad, y disfrutes con ello. Debe ser que mi mente europea, poco sufrida, no ha llegado hasta el punto de disfrutar con la muerte ajena. Es que ya hasta la mera indiferencia me parece abominable. Entiendo que a veces las guerras son inevitables, mejor dicho, nadie de los interesados quiere evitarla (poder y querer son cosas diferentes), es inevitable la muerte, va con el ser humano ¿pero realmente hay que ensañarse? Es necesario, por ejemplo, que humillen a los presos iraquíes cuando para ellos es mortal, espiritualmente hablando, que les comparen con perros (y encima dos tazas, todos desnudos y juntos), y encima fotos y risas. ¿Es normal, que a siete miembros del CNI español les asesinaran, les quemaran y saltasen y bailasen sobre sus cuerpos? ¿De verdad es necesario profanar sus cuerpos, lo unico que le queda a su familia, para defender tus ideas o intereses?

Se me presentan dos opciones, por un lado habrá quien pueda decir que son casos aislados, ¿y qué? El mero hecho de que existan demuestra que nadie se ha molestado en erradicarlo, cuando ellos mismos echen a patadas a los radicales de sus respectivas causas, entonces ganaran cierta fuerza moral y su causa tendrá validez sobre la de otros, y por otro lado, si es más común de lo que trasciende, entonces es un caso perdido y es mejor apartar la mirada y que sean sus dos trenes de radicalidad los que choquen con su brutalidad y descarrilen en una hecatombe que poco me importa. Si es el primer caso hay esperanza, si es el segundo me temo que no. En cualquier caso, no pinta un escenario favorable desde el punto de vista humano, bien por estupidez y dejadez, bien porque simplemente dejaron de ser humanos a nuestros ojos.

En última instancia, ¿qué más da a quien apoyes si al final se parecen mucho más de lo que ellos se creen? ¿que diferencia hay entre unos y otros si ambos usan la crueldad y la tortura para reivindicar sus posiciones? ¿que unos usan mejores armas? ¿que los otros son más? ¿que sus dioses les susurran lo mismo?

No hay justicia si no leyes

| No Comments | No TrackBacks

No pudiendo hacer que lo que es justo sea fuerte, se ha hecho que lo que es fuerte sea justo. Blaise Pascal

Es la primera frase que se me ha venido a la mente cuando, comiendo ayer, vi la masacre israelí en un barco de ayuda humanitaria. Mi primera intención era venir aquí y escribir sobre el tema, pero el cansancio me pudo y hasta ahora no he vuelto a encontrar un rato. Aviso, el post es largo y no me decanto por ninguno (si alguien busca reafirmarse, no es buen post).

Sobre el conflicto palestino-Israelí es difícil hablar, si habitualmente hago poco caso a la gente que se muestra rotunda con un tema, pues menos con este. En una de mis estancias en Irlanda pude ver en la televisión un debate atípico para mí, español medio, acostumbrado a los berreos, insultos y acusaciones cruzadas tan habituales en nuestros políticos y contertulios (y conciudadanos, por otra parte). En este programa, emitido por el conflicto surgido entre Israel y Líbano cuando un grupo terrorista secuestró a un joven militar israelí, llevaron a miembros del gobierno y oposición para debatir que posición oficial sería la ideal a tomar, mi sorpresa fue verles en silencio cuando hablaba otro, anotar cosas que luego rebatían con argumentos o con otros puntos de vista y atender al desarrollo del programa. Para ilustrar el caso, hablaron de la historia de Israel, de sus relaciones con la República del Líbano y mostraron entrevistas a un soldado israelí, a un palestino, a un catedrático de derecho y a un activista irlandés pro-palestino.

Si antes de ver el programa ya tenía mis dudas sobre etiquetas de buenos y malos del tema, después de hacerlo, mis dudas era aún mayores. Si me ponía en la piel del soldado israelí, entendía y apoyaba su lucha, y si me ponía en la piel del palestino, también entendía y compartía su frustración y como actuaba. El primero decía que tras decenas de atentados en mercados (en uno de estos murió su madre), autobuses y hoteles, o día a día sufriendo lanzamientos de misiles desde el terreno palestino y que conociendo la postura oficial de los países que les rodeaban (y que sumaban 600 millones de arabes) de querer eliminar a Israel del mapa, lo lógico era defender con toda contundencia posible a los suyos, puestos a elegir, prefería el desprecio internacional de gente que no conoce que recoger los restos de otro compañero israelí con el que había comido y bromeado. Por otro lado, parte de los palestinos viven en la absoluta miseria, con comercios sirviendo exclusivamente lo básico a precio poco razonable, y cualquier cosa que huela a lujo a precios desorbitados. Viendo como una resistencia, en su mayoría islamista, pero no siempre palestina les usa como escudos humanos o como simples excusas para llevar a cabo la destrucción de Israel. Están absolutamente controlados por servicios de inteligencia israelíes y por grupos de inteligencia terrorista, por tanto cruzar las fronteras (incluso las que comparten con otros paises arabes) es todo un logro, hecho dramático en ciertas zonas completamente aisladas por culpa de los más radicales, musulmanes o hebreos.

Entonces, ¿quien es el más malo? ¿El que, dentro de una democracia, actúa de forma contundente, a menudo incluso contra la propia ley propia y la internacional, o es más malo el que actúa de forma ilegal, pero con la fuerza del que ya nada tiene porque otros se lo han quitado?


Fotograma Paradise Now

Fotograma de la película Paradise Now, curioso el paralelismo entre la última cena de la religión cristiana y la última cena de dos palestinos con intención de inmolarse en Israel


Cuando estudié historia del terrorismo, el experto en cuestión hablaba de una técnica muy habitual en terrorismo (independentista, reivindicativo, de estado o internacional) que se basa en crear las condiciones para una espiral de violencia... atacar en el momento de mayor debilidad o tristeza, para que la rabia hiciera que la respuesta fuese desproporcionada y diese la excusa para una respuesta aún mayor, y así, entre unas cosas y otras, el clima de violencia aumentase por ambas partes. Siendo, en este caso, imposible de desandar la trayectoria de años de violencia, o no al menos con los planteamientos actuales, ¿quien será el primero en dar el paso sin la certeza de que el otro va a seguirlo de cerca?. Y en este caso, llevándolo al tema conspiratorio, ¿el comienzo de las hostilidades entre Israel y Turquía no será una excusa para dejar que Irán se adelante?, y así Israel tenga la excusa para empezar una guerra contra ellos (creando la espiral entre Israel y Turquía a ver si Irán se anima). En los círculos de seguridad internacionales, el que Irán posea un arma nuclear y que no admita tratados de ningún tipo está levantando ampollas, hasta el punto de que el cauto Obama se ha mostrado muy firme en este aspecto, entonces Israel sería el vehículo perfecto para darle un mazazo sin que Europa y EEUU se manchen (más) las manos.

Y es que en el tema de la flotilla, tengo mis dudas, ¿que pinta Turquía, aliado de Israel, aliandose con Irán hace unas semanas? Si Irán siempre ha negado la existencia de Israel y promueve su destrucción. Los juegos a tres bandas, cuando dos de ellas son opuestas acaban por romper la baraja. Es más, ahora Turquía ha decidido enviar más barcos, pero ahora protegidos con barcos militares, ¿Se ha buscado la provocación? ¿Una forma de romper una alianza incomoda?, si Turquía tanto quiere ayudar humanitariamente, ¿por qué no empezar con la anexionada a la fuerza parte kurda? ¿O por qué no mandar esa ayuda a través de Egipto? ¿Por qué tanto interés en que pase un grupo de barcos por allí y por qué la negativa de estos a pasar los controles habituales? No quiero decir que tenga algo que ver, pero Rusia ya escenificó una curiosa muestra de poder al movilizar media armada para "salvar" a un barco maderero del que nunca se supo su carga. ¿Por qué la operación militar israelí es tan chapucera? Se sabía desde hace una semana la intención de la flotilla de ignorar los mensajes de advertencia de la armada israelí, ¡tampoco puede alegar que no estaban preparados! ¿Por qué no pedir a otros países que controlen la carga de los barcos desde el origen? Hay cooperación internacional suficiente como para que aduanas España (por ejemplo) verifiquen la carga si sospechan que portan armas, sin necesidad de montar un asalto.Tienen los mejores cuerpos especiales, entrenados para defenderse de sus vecinos, que llevan 60 años pidiendo su destrucción, vecinos que se caracterizan por contar con terroristas a los que no les importa inmolarse, es decir, los israelíes han tenido que desarrollar ciertas formas para intervenir sin acercarse, ¿por qué no las usaron?. No me creo que soltar una avanzadilla de 6 soldados armados con marcadoras de paintball en mitad de una cubiera llena de gente con palos y barras de metal sea la idea de asalto ideal para gente con su experiencia, ¿sabían de la reacción de los sujetos del barco? ¿el posterior descontrol, que acabó con mas de una docena de muertos a manos de una segunda oleada, ya con fusiles, fue planificado? ¿O simple y extrañamente no se tomaron las preocupaciones al tratarse de un asalto avisado? Otra duda, el comportamiento de los activistas que reciben a palos a los cuerpos especiales, ¿Por qué les reciben así? ¿Tienen algo que ocultar? ¿O es que les dispararon antes de saltar a cubierta y eso es lo que no sale en el video? Personalmente, la única vez que me han apuntado con un arma hice todo cuanto me pidió el portador del arma, manos visibles, echarme al suelo lentamente, ¡no se me ocurrió ni quejarme! Ya habría luego tiempo de explicar el malentendido. Por otro lado, he visto lo que puede hacer un arma de asalto a unas decenas de metros (en este caso, distancia entre el helicóptero y la cubierta), y si veo soldados con intención de usarla, y más en esa zona con esos antecedentes, yo no me quedo en cubierta, ni mucho menos saco animo para intentar apalearles. Ambas partes han actuado de forma poco lógica, me surgen muchas dudas de que haya sido tan simple como se aparenta. Si hasta el tendero de la esquina puede jugar a mentirnos en el peso para llevarse unos centimillos más, ¿por qué habría de creer a ciegas en estos medios que se juegan mucho más?

En estos temas, hablar como si de un partido de fútbol se tratase (apoyando uno u otro bando) puede hacernos caer en el peligro de justificar el asesinato de niños, el de asesinar a personas inocentes, justificar jugadas políticas donde lo de menos son los muertos civiles o el de apoyar fanatismos (de uno y otro lado, en todos los casos). Personalmente, no puedo decantarme, ni tengo la información necesaria, ni la tendré nunca, ambas maquinarias propagandísticas tienen el suficiente poder como para presentar como cierta las más disparatadas mentiras. Sólo me queda lamentar las muertes de ambos lados durante el largo conflicto (que al final de todo, son personas, madres, padres, hijo, hijas, novios y novias de otras personas que pierden algo tan valioso como una vida) y desear que no tenga que vivir día a día con el miedo a que los míos mueran en un atentado o en un bombardeo preventivo.

About this Archive

This page is an archive of entries from Junio 2010 listed from newest to oldest.

Mayo 2010 is the previous archive.

Julio 2010 is the next archive.

Find recent content on the main index or look in the archives to find all content.

Monthly Archives

Monthly Archives

Pages

Powered by Movable Type 4.23-en