business catalog article new catalog business opportunities finance catalog deposites money catalog making art loan catalog deposits making catalog your home good income catalog outcome issue medicine catalog drugs market catalog money trends self catalog roof repairing market catalog online secure catalog skin tools wedding catalog jewellery newspaper catalog for magazine geo catalog places business catalog design Car catalog and Jips production catalog business ladies catalog cosmetics sector sport catalog and fat burn vat catalog insurance price fitness catalog catalog furniture catalog at home which catalog insurance firms new catalog devoloping technology healthy catalog nutrition dress catalog up company catalog income insurance catalog and life dream catalog home create catalog new business individual catalog loan form cooking catalog ingredients which catalog firms is good choosing catalog most efficient business comment catalog on goods technology catalog business secret catalog of business company catalog redirects credits catalog in business guide catalog for business cheap catalog insurance tips selling catalog abroad protein catalog diets improve catalog your home security catalog importance

Recently in Rayadas Category

Musa

| 6 Comments

He patrullado tantos dias que he perdido la cuenta, te he buscado por cualquier rincon imaginable, en la urbe y en el suburbano, en tren o en tierra, he pateado calles olvidadas y preguntado a arboles aburridos del trajin diario.

Paseo del prado

He gritado tu nombre y nadie me ha respondido. Dia y noche he buscado tu presencia, tu inspiración, tu mera existencia. No te he visto ni bajo el sol radiante, ni bajo las nubes cargadas de agua.

He paseado intentando verte, corrido intentando alcanzarte, soñando con volar para que no pudieras escaparte. He mirado más allá de cristalinos lagos llenos de magia capaces de llevarme a cientos de kilometros de aqui, y aún así, no te he hallado.

He encontrado lugares poco transitados y todos me decían que no sabían donde encontrarte. He habitado lugares llenos de gente, callado por si tu voz pudiese alcanzarme, y he sido empujado, vapuleado e ignorado, y sigo sin escucharte.

Despues de arduos dias de busqueda he encontrado palidos reflejos de ti, captado una mirada que pudiera servirme, un olor que me traía a la mente tu imagen, un voz que podría parecerse a la tuya. Pero no dejan de ser musas de otros buscadores, vitales gotas de inspiración, entregadas a otros artistas. Son pequeñas ayudas para sobrevivir en tu ausencia pero no suficientes para explotar en palabras.

Gran via

No he podido perderme en tu mirada, ni nadar en tus labios, se me ha vedado el poder profundizar en tu persona, probarte, tocarte, saborearte y sentirte, se me ha impedido dejar que mis palabras pudieran describirte, llorar lo que siento al ser bañado por tus lagrimas, pintar mis pensamientos al ser bendecido con tus sonrisas.

Ahora, cansado de buscar, me siento solitario en el suelo, a la espera de que aparezcas. Mientras tanto, he descubierto que en mis correrías siempre había alguien protegiendome, alguien que no me juzga, que me acuna cada dia que salgo a buscar, me alienta en mis propositos y me consuela en mis fracasos. Sus calles son mi refugio y me presenta a sus habitantes para que mis palabras vayan saliendo, al menos hasta que aparezcas, mi musa.

El prado

Madrugando

| No Comments

Me encanta ir a los sitios a primera hora de la mañana. Si vas a la Puerta del Sol a las 8 de la mañana y subes por la calle Preciados parece una ciudad muy diferente a la que empezará a funcionar tan solo un par horas más tarde. Casi puedes sentir a la urbe desperezandose, empezando a tomar ritmo.

Igual pasa si vas a un centro comercial justo a la hora de apertura, coincides en el metro con docenas de chicas (generalmente los dependientes no son tan evidentes al no llevar maquillaje, regla de empresa supongo) supramaquilladas dispuestas a empezar su jornada, puedes distinguir algun uniforme, alguna cara conocida de cierta tienda.

Es en la noche cuando nuestras protecciones están más bajas (ya dice Ismael Serrano que "la noche debilita los corazones"), cuando los sueños dominan la mente y nuestra resistencia es menor (la madrugada es, segun dicen los departamentos de inteligencia, la mejor hora para interrogar a los presos). Y me encanta ver, a través de esos mecanismos a medio montar, lo que se esconde detrás de los lugares que habitualmente vemos bien blindados y en perfecto funcionamiento.

mil

| No Comments

Mil serán los pasos que daré para llegar al tesoro, mil suspiros me costará el poder sostenerlo, mil pensamientos sobre que hacer con tan preciado regalo.

Mil flechas atravesarán mi cuerpo, mil miedos oscureceran el dia, mil gritos saldrán de mi garganta mientras mil lagrimas desgarran mi alma.

Y tan sólo uno de tus besos será el premio que me lleve a la locura. Mientras tanto, me aferro a la aburrida cordura.

Sólo necesito...

| 4 Comments

...algo por lo que luchar. No pido mis deseos en bandeja de plata, simplemente la oportunidad de realizarlos. Levantarme cada mañana y pensar que por ti puedo sonreir. Que tu voz sea suficiente para que el dia sea menos oscuro.

...encontrarte. Que te dejes querer. Que seas capaz de aguantarme. Abrir caminos en las selvas que nos separen. Construir puentes en los acantilados que nos alejen. Saber que tus besos son sinceros y tus miradas cariñosas.

...amarte. Que se abra el cielo y no me de cuenta, que se abran los infiernos y no me importe. Ya puede hacer el frio más extremo o el calor más sofocante. Que la sequía agoste nuestros campos o las inundaciones ahoguen nuestras ciudades. Porque entre tus brazos, nada más tiene valor.

Sublimación

| No Comments

Una conjunción de planetas alineados que te hacen olvidar los dos ultimos años de vida... el mismo lugar, el mismo clima, circustancias parecidas.

El cuerpo se calienta poco a poco, los musculos se tensan y contraen con el ritmo de una inaudible música. La respiración se hace más pesada. Los pensamientos más densos. El corazón late con fuerza, tan brutalmente que puedes sentirlo en cada terminación nerviosa.

Los colores se desvanecen y sólo puedes ver los siguientes metros de senda, desapareciendo bajo tus pies. El sudor perla tu frente, el pecho y la espalda, humedos de sudor, parecen transparentarse levemente a través de la blanca tela. La respiración se hace casi insoportable, los pulmones requieren cada vez más y más aire y tu garganta se contrae por el esfuerzo, incapaz de obeder la orden.

Explosiones de agudos dolores recorren tu fisonomia. Primero los gemelos y los aductores. Más tarde la cabeza y el cuello se resienten. Finalmente, los pulmones parecen reventar y el pecho recibe un pequeño latigazo de dolor.

Pierdes la coordinación levemente y todos tus pensamientos se concentran en mantener firme la maquina que es el cuerpo del ser humano. Y es entonces cuando el dolor desaparece de golpe, cuando todos los pensamientos se evaporan y sólo queda el extasis y la adrenalina recorriendo cada arteria de tu cuerpo.

Bajas el ritmo mientras el placer se desvanece poco a poco. Sabes que si mantienes esa sensación más tiempo puede llegar a ser peligroso, tu cuerpo te lo advierte. Medio kilometro más tarde vuelves a razonar, tu cuerpo se adapta a la nueva, mucho más pacifica, cadencia. Y los pensamientos de siempre, caoticos y estresantes, de nuevo rigen tu vida.

Dos años

| No Comments

Dicen que si un minuto basta para morir, basta para cambiar. Ayer hizo dos años en los que mi vida dio un pequeño cambio, lo dejaba con mi primera novia, la que me había soportado 29 meses :). No fue un gran cambio, no nos engañemos: seguí viviendo con la misma familia, en la misma casa de siempre; mis estudios se retrasaron un poco, pero nada que no se haya solucionado ya; uno de mis hobbies, parte fundamental de mi ocio, se vio condenado a la inactividad (aunque ahora retomo poco a poco); perdí un apoyo pero no tarde en encontrar otros... y así podría hacer una lista de pequeñas cosas que cambiaron lo suficiente como para hacerme cambiar un poquito a mi.

Ayer lo comentaba con otros dos amigos. Despues de pasar la tarde en un pueblo del norte de Madrid, disfrutando de la tranquilidad de un pantano rodeado de montañas y arboles, acabamos en una cervecería, el humo de los cigarros nos envolvía en finas volutas de suave aroma (no fumo, pero ayer se hizo una excepción por tratarse de tabaco especial y por poder liar nosotros mismos los cigarros... menos dañino :)), cada uno con una cerveza de importación de diferentes partes de europa (más cuerpo, diferentes sabores), disfrutanto el momento de descanso y tranquilidad....

Es uno de esos momentos que suelo calificar de propensos para confesiones, poquita gente, de confianza, comodidad, sabiendote escuchado y apoyado. Nadie que te juzgue. No hay compasión, sólo comprensión. Y lo conté por enesima vez (para ellos la tercera o la cuarta), que hecho de menos tener pareja, que a pesar de ser bastante selectivo a veces me dan ganas de mandar a la mierda "mis principicios" y echarme cualquier novia (que tampoco es facil para mi, feillo y soso que es uno), sólo por tenerla. La conversación fue profundizando al mismo ritmo que se vaciaban nuestras jarras, y conté cosas que nisiquiera he contado aqui, mi propio reducto de libertad... y no me arrepiento.

Subiendo al tren de la rutina

| 3 Comments

Hace dos semanas casi que no escribo. El motivo de mi anterior post y de mi ausencia es que detectaron a mi madre un tumor canceroso que ha tenido que ser operado de urgencia. Ahora, con más calma y casi con la certeza de que ya está todo solucionado, me permito el lujo de subirme de nuevo al tren de la rutina.

Atrás quedan los interminables dias de espera, las lagrimas tragadas de miedo y frustración. Atrás están esos dias en los que no sabía la hora de comer o dormir si es que podía hacerlo. Largas horas encerrado en una habitación dando la mano a mi madre y saliendo cuando llegaban las visitas para no agobiarla.

Cuando estaba en la cama tumbada y apretó mi mano con fuerza poco despues de la operación vino a mi mente el dia en que ella hizo lo mismo cuando tuve un accidente deportivo, como cogió mi mano y me acompañó en la ambulancia. Y es que, como me ha dicho mucha gente, "amor de madre sólo hay uno. Has tenido suerte de no perderlo". Y agradecido estoy de que así sea.

Madrid

| 2 Comments

Podría buscar media docena de enrevesados títulos tratando de poner nombre a esto. Quizás todos parecieran tristes reflejos de la cantidad de sensaciones recogidas en poco menos de un par de horas... o quizás parezcan estupideces. Pero con este título me vale.

He pensado en un nuevo estilo que intentaré llevar a librito, para hacer algo más que escribir un par de folios o unas cuantas lineas aqui... pero eso es otra historia.

Ayer, de nuevo, trás muchisimo tiempo sin hacerlo, me "olvidé" el telefono en casa para no saber hora ni recibir llamadas y me perdí por Madrid. Estaba escribiendo algunas lineas en cierta cafetería cuando descubrí que había una mesa con cuatro amigas, tres me miraban de vez en cuando. Una con curiosidad, otra con indiferencia y la última con compasión.

Yo seguía escribiendo y mirando por la ventana de vez en cuando. Más gente caminaba sola. Otros lo hacían acompañados pero en silencio. Muchos acudían con prisas a alguna cita, probablemente el trabajo.

Salí de la cafetería y me encaminé hacía el palacio real, dando vueltas por calles que no recuerdo haber pisado antes, llegando allí a la vez que las gotas de lluvia empiezan a bañar a la urbe. De nuevo descubro que la lluvia me hace sentir libre, a pesar de estar encerrado en una ciudad que a veces me agobia.

No podría contar la cantidad de personas que me llamaron la atención, casi como un niño en una tienda de golosinas...

Prefiero...

| 2 Comments

Frase sacada de mi serie favorita (Everwood):

"Prefiero cocinar sólo para uno, que hacerlo para alguien que puede vivir sin mi".

Así de contundente se mostraba una de los personajes de la serie cuando desestimaba la idea de intentar acercarse a la persona que le había dejado. A menudo esta serie logra arrancarme medias sonrisas (de esas en las que piensas "con lo bien que estaba sin complicarme...") al obligarme a plantear ciertas dudas propias... esta es una de esas contadas ocasiones en las que han dicho algo que yo ya tenía claro.

En el capitulo del que he extraido la frase se plantea el dilema de la culpabilidad... "No hay remedio para el arrepentimiento"..."fantaseamos con la posibilidad de volver en el tiempo y hacerlo mejor esta vez". Quien pudiera coger un reloj y hacer funcionar las manillas al revés, logrando que el tiempo se plegara y nos dejase repetir aquello en lo que fallamos.

Corto...

| No Comments

Hoy daría sin duda todo lo que tengo por uno de tus besos. Hoy daría hasta la vida por tenerte.

Hay dias que te necesito especialmente.

About this Archive

This page is an archive of recent entries in the Rayadas category.

Peripecias varias is the previous category.

Relatos is the next category.

Find recent content on the main index or look in the archives to find all content.

Monthly Archives

Monthly Archives

Pages

Powered by Movable Type 4.23-en