business catalog article new catalog business opportunities finance catalog deposites money catalog making art loan catalog deposits making catalog your home good income catalog outcome issue medicine catalog drugs market catalog money trends self catalog roof repairing market catalog online secure catalog skin tools wedding catalog jewellery newspaper catalog for magazine geo catalog places business catalog design Car catalog and Jips production catalog business ladies catalog cosmetics sector sport catalog and fat burn vat catalog insurance price fitness catalog catalog furniture catalog at home which catalog insurance firms new catalog devoloping technology healthy catalog nutrition dress catalog up company catalog income insurance catalog and life dream catalog home create catalog new business individual catalog loan form cooking catalog ingredients which catalog firms is good choosing catalog most efficient business comment catalog on goods technology catalog business secret catalog of business company catalog redirects credits catalog in business guide catalog for business cheap catalog insurance tips selling catalog abroad protein catalog diets improve catalog your home security catalog importance

Febrero 2013 Archives

Fuera de lugar

| No Comments

"He cometido el peor pecado que un hombre puede cometer. No he sido Feliz." Jorge Luis Borges

(tiempo de lectura medio estimado: 1 min y 15 segs)


El otro día me acordé de una anécdota.

Hace unos años estaba con mis amigos en una discoteca, machete metafórico entre los dientes, para intentar ligar. Eramos jóvenes, inocentes, tiernos... bueno, a lo mejor sólo lo de jóvenes. Elegimos un grupito de chicas que cuadraban en número con nosotros. Elaboramos finísimas mentiras sobre trabajos que no teníamos, iniciamos intricadas estrategias para montar quienes no eramos y pusimos nuestra mejor careta. Nos lanzamos a por ellas.

mascaras.JPG

Varios anillos de casada nos frenaron de golpe. La asimilación, el reconocimiento del fracaso, la huida... fue memorable. Mis amigos se recuperaron rápido, menos el que aprovechó la incapacidad de ligar para contar sus penas y ahorrarse el coste de un psicólogo, y fueron a por otro grupo de chicas. Yo no llevaba tan bien las negativas, y decidí simplemente divertirme, bailar, tomarme un par de copas, reírme... y observar. El lobo salvaje que ahora gruñe dentro de mi era apenas un cachorrito que gañitaba lastimeramente, pero ya apuntaba maneras. Busqué a mi alrededor, y vi a otros como yo, deseosos de encontrar un rincón a salvo lejos de sus amigos en modo depredador, lejos de hienas y de cocodrilos. Necesitaba(mos) un ambiente más tranquilo.

Pensé que eso de dejarse llevar a hacer cosas que uno no quiere era sólo cuestión de edad, que cuando pasan los años uno va tomando sus decisiones. Y resulta que no, que a diario mucha gente emplea su ocio en hacer cosas que no le apetecen. Presiones sociales que van modelando una vida que no quieren vivir. Supongo que es por miedo a la soledad, la necesidad de pertenencia a un grupo... lo bueno es que hay grupos para todo. Hasta yo, con mis gustos peculiares, he encontrado donde encajar... todo es cuestión de saber tender la mano. Por si acaso, yo la tengo tendida siempre.

Noches...

| No Comments

"No se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche". Khalil Gibran

(Tiempo de lectura medio estimado: 1 min y 25 segs)


Pues a lo mejor no era un catarro cabrón que no justificase el quedarse en la cama....

He estado más de una semana alcanzando 38.5 o 39 de fiebre. Una gripe bacteriana, según el médico, que, palabras textuales del mismo, "en mi pueblo se llama estar muy jodido". Este tipo de cosas suelen dejarme sin apetito y me impiden dormir en condiciones, no es raro que me pase alguna vez al año, ¡pero hasta ahora sólo me habían durado un par de días!

Al margen de moquear, el dolor de garganta o la tos, lo que realmente me fascina es el efecto de la fiebre alta en mi sueño. No se si sueños vívidos o delirios, el caso es que en las noches mi mente se quita el corsé y vence completamente al cuerpo.

Una de las noches soñaba que estaba perdido en una mina, y varios seres achaparrados y con joroba me perseguían. Tenía que huir de sus luces, luchar contra ellos. Mi mente me aseguraba que mi cama era parte de la mina, y un piloto del móvil, un aviso silencioso de un nuevo email, era un candil de uno de mis enemigos cuya luz se clavaba penetrante en mi pupila como un faro. Arranqué las sabanas de la cama, y me las lié al brazo mientras me acurrucaba cada vez más sobre la esquina de la cama que da al rincón de la pared.

Cogí el móvil, jadeante en un momento de lucidez, para ver que eran apenas las 3 de la mañana... y me sumí de nuevo en una pesadilla demasiado vívida incluso para mi gusto. Acurrucado, sudoroso, apenas cubierto por ropa interior, y aún así con calor, sólo pude resignarme... y sin saber porqué empecé a tararear esta canción, que había escuchado sólo un par de veces antes en una noche agradable hace varios años. Consiguió hacerme descansar un poco. Y sigo sin entender qué le pasa a mi mente cuando la fiebre alta le abre las puertas de par en par, pero al buscar la canción otra vez no he podido menos que sonreír ante el título...


About this Archive

This page is an archive of entries from Febrero 2013 listed from newest to oldest.

Enero 2013 is the previous archive.

Marzo 2013 is the next archive.

Find recent content on the main index or look in the archives to find all content.

Monthly Archives

Monthly Archives

Powered by Movable Type 4.23-en